martes, 18 de junio de 2013

DRACMA



Dracma del griego, drachmé, moneda de plata griega. Los griegos derivaron la palabra de drassomai, "Agarrar”, “Tomar un puñado"; dragma, en latín, manipulus, "Un puñado". Así el término significó originalmente un puñado de grano, Liddell y Scott; Riehm, "Handworterbuch". Pero en Vigouroux, "De la Biblia", el término se deriva de darag-mana, el nombre de una moneda persa equivalente al hebreo DRKMVN, darkemon. La palabra persa darag, asirio darku, significa "Grado", "división". Así, las palabras darag-mana y dracma podrían significar una parte de una mina. El darag-mana era llamado también un darico porque fue acuñada primero por el emperador Darío Histaspis.


El dracma contenía seis óbolos. Fue la cuarta de un estater, la centésima parte de una mina, y la seismilésima parte de un talento. El valor exacto de la dracma fue diferente en distintos momentos. Los dos principales estándares de moneda en los estados griegos fueron el ático y el egineta. La dracma ática tuvo la mayor circulación después de la época de Alejandro el Grande. Su peso era de unos 66 granos, su valor era un poco menos de veinte centavos nueve peniques, tres cuartos de penique y su tamaño era aproximadamente de un cuarto. Por un lado tenía la cabeza de Minerva, y en el reverso su emblema, el búho, rodeado por una corona de laureles. La dracma egineta pesaba cerca de 93 granos y era equivalente a uno y dos tercios de la dracma ática. Era corriente en el Peloponeso excepto en Corinto según Riehm que dice en "Handwörterb" y en Macedonia hasta Alejandro el Grande utilizó Dracmas.

La dracma se menciona en el Antiguo Testamento en 2 Macabeos 12,43, cuando Judas envía 12,000 dracmas a Jerusalén para que se ofrezcan sacrificios por los muertos. En el Nuevo Testamento en Lucas 15, 8-9, “Cristo usó la palabra en la parábola de la mujer que tiene diez dracmas y pierde una”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada